Hijos nacidos en casa

Hijos nacidos en casa – “14 Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, trescientos dieciocho, y los siguió hasta Dan. 15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de Damasco. 16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente.” Génesis 14:14-16

Aquellos trescientos dieciocho eran siervos de Abraham, los mismos que estaban peleando con los de Lot. Estaban tan bien entrenados, que fueron ellos mismos los que fueron a rescatar a los siervos de Lot. Lo interesante es que Lot entró a Sodoma y Gomorra con un montón de gente, y salió solo. Hasta su esposa se volvió estatua de sal; Y a sus siervos nunca los volvimos a ver. Pero Abraham hizo lo que tenía que hacer. Tú tienes Lots en tu vida, gente que tienes que dejar a un lado para que Dios te prospere y te bendiga, consciente tú que, cuando te digan que hay problemas, tú los vas a buscar.

Pero Lot no era un nacido en casa; Eliezer, Ismael e Isaac, sí lo eran; Y cada uno de ellos representa una etapa diferente en la vida de Abraham. Eliezer es el tiempo donde Dios le da una promesa, y no se ha manifestado. Los Eliezer llegan a tu vida, cuando Dios te da una promesa, pero no se ha manifestado; Y los Eliezer cuidan la promesa como si fuera suya. Tú tienes que bendecir a los Eliezer de tu vida, porque son gente que, cuando tú no tienes nada, están ahí contigo; Dios te ha prometido grandes cosas que no se han cumplido, y Eliezer está ahí. Los Ismael son etapas de carne del hombre, son los que nacen en épocas donde tratas de ayudar a que Dios cumpla la promesa en tu vida; Y tienes ahora hijos no de la promesa, sino de la carne. Pero los Ismael son tan bendecidos como los Isaac; Dios nunca se olvida de ellos. Ismael fue tan próspero y bendecido como Isaac; Dios le dijo a Abraham: Tranquilo, yo me hago cargo de él. Qué grande que Dios te da comoquiera a Isaac, y se hace cargo y resuelve lo que parecen ser tus errores. Los Isaac son los hijos de la promesa, te llegan en una edad avanzada, en una etapa de madurez. En la iglesia, en tu casa, en tu familia, hay Eliezer, Ismael e Isaac. Un Eliezer es Eliezer porque lo tuviste o llegó en una época de tu vida; Igual un Ismael y un Isaac. Tus hijos tienen perspectivas diferentes del dinero porque reflejan la época en que tú vivías cuando los tuviste. Si el mayor nació en tiempo de pobreza, lo ahorra todo, lo guarda; Si nació en tiempo de abundancia, lo bota todo. Pueden ser producto del mismo padre y la misma madre, pero el ambiente los forma de una manera diferente. Y tenemos que descubrir esa gente, porque los Ismael no son malos, lo que pasa es que son una etapa de tu vida donde tú hiciste una relación en una dimensión que no era la más elevada, pero también son nacidos en casa.

Varias características te ayudan a identificar a un nacido en casa. Sin importar si son Eliezer, Ismael o Isaac, estos tres adquieren unas características especiales. Entre ellas:

Fueron entrenados en el desierto. Estos nacidos en casa no eran de la promesa, en el sentido de que no habían entrado a la tierra prometida; Fueron entrenados por Abraham en el desierto. Si tú estás en un desierto, estás en uno de los mejores lugares para ser entrenado; Porque cuando tú eres entrenado en el desierto, la tierra prometida es fácil. El desierto es caluroso, incómodo, complicado; Así que, los nacidos en casa sabían hacer de nada, algo. La experiencia que has tenido en tu vida financiera es porque Dios te está preparando para una posición gerencial, te está enseñando en tu casa cómo administrar, te está preparando para un lugar más grande; Está aprovechando esta época para preparar tu consciencia.
Estos hombres aprendieron cómo Dios los podía prosperar en los lugares altos y en los lugares bajos. Sabían que si iban al monte, allí Dios los iba a prosperar, igual en el valle; Sabían sacar agua de la tierra, eran expertos en pozos; Prosperaban en donde los llevara la vida. Si tú eres un nacido en casa, no importa el trabajo en que estés, Dios te puede hacer el primero; Los nacidos en casa son los José, que están en el pozo, pero el pozo es el más limpio, el más lindo, y casualmente por ese pozo pasa la caravana. Lo meten en la casa de Potifar, y allí pasa a ser primero, lo meten en la cárcel y sigue siendo el que dice lo que va a pasar. Son los Pablos de la vida: He aprendido a contentarme cuando tengo abundancia, y de las cosas malas he aprendido también. Y eso es lo más grande: Que los momentos malos también te pueden enseñar cómo crecer. Si te mueves, allí prosperas; Si te sacan de un lugar a otro, prosperas; Porque tú eres bendito en tu entrar y en tu salir, en el campo y en la ciudad; Dondequiera que te pongan. Los nacidos en casa saben prosperar dondequiera. Abraham sabía que el bendecido era él, y dondequiera que él fuera, allí tenía que estar la bendición de Dios.
Estos hombres habían aprendido el poder de vivir cerca de un altar. Abraham les enseñó, y dondequiera que iban hacían un altar; Y tú no haces un altar si no es para ofrendar. Lot se va para los valles de Sodoma; Abraham se va para las alturas, y lo primero que hace es edificar un altar. En un altar, Abraham iba a sacrificar a Isaac. Abraham sabía el poder de vivir cerca de un altar. Los nacidos en casa no le tienen miedo al altar, a la ofrenda, al sacrificio, a hacer lo que tienen que hacer; Reconocen que su vida está ligada al altar. Pero algunos no entienden esto. Que el mundo sepa que tú le sirves al Dios Todopoderoso, y que tu vida está dirigida por un altar. En tu casa, tú debes tener un altar. Tú no te mudas a un sitio sin primero buscar la iglesia donde vas a ir. Tu vida tiene que girar alrededor de un altar. Esta gente sabía eso. Levanta un altar. No se trata de imágenes, sino de tu consciencia, tu consagración, tu tiempo de adoración a Dios en un lugar específico. Tu casa debe estar consagrada de alguna manera. Y un altar es un lugar donde ir a diezmar y ofrendar.
DIOS ES MI FORTALEZA !!!

Autor: D.R.A.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de mail no será publicada.